Anticonceptivos naturales

Siempre se han observado polémicas sobre el uso de los anticonceptivos. Entre la ciencia, la religión y la política, se han conformado especies de frentes, en el cual cada uno lanza su punto de vista cual granada en pleno campo de batalla.

Sin embargo para todos aquellos católicos que buscan de alguna u otra manera utilizar algún tipo de método anticonceptivo para poder realizar la tan comunicada planificación familiar, les comento que existen ciertos tipos de métodos que son aprobados por la iglesia y que a continuación se los detallaré gracias a mujeractual.com de donde obtuve la información.

Método Ogino

Este método consiste evitar las relaciones sexuales con coito durante los días fértiles de la mujer. Es importante saber que un óvulo vive 12 horas y un espermatozoide entre 48 y 72 horas, lo que quiere decir que se evitara el coito entre los cinco días precedentes a la ovulación y el día siguiente a ésta.

Para utilizar este método correctamente, es preciso que la mujer sepa con exactitud cuales son estos días, para ello deberá apuntar las fechas de los últimos doce ciclos menstruales.

Una vez apuntados los 12 últimos ciclos, se pueden iniciar los cálculos: restar 18 al número de días del ciclo más corto y 11 al número de días del ciclo más largo. El período comprendido entre estos dos días, es lo que llamamos el período fértil de la mujer.

Los inconvenientes de este método son:

1. Hay que llevar un control continuado del ciclo menstrual, y realizar los cálculos siempre respecto a los últimos doce meses, lo que puede resultar un tanto pesado.
2. Y que dicha planificación, condiciona un poco la espontaneidad de nuestras relaciones sexuales.

Este método sólo puede ser utilizado por aquellas mujeres que tengan ciclos regulares, pues de lo contrario, sería complicado seguirlo. Su fiabilidad, oscila entre el 70% y el 90%.

Método de temperatura basal

Este método consiste en averiguar los días fértiles de la mujer, para así evitar el coito durante ellos. Para ello se debe tomar la temperatura, ya sea por vía vaginal o rectal, cada mañana a la misma hora, en ayunas y antes de levantarte.

En el proceso se observa que la temperatura disminuye en los días posteriores a la regla, luego aumenta y permanece alta hasta la siguiente menstruación, exceptuando los días precedentes a la ovulación, en que disminuye mucho más todavía. En resumen, los días en que la temperatura permanece baja, son los días fértiles, por lo que podemos decir que el período seguro comienza el tercer día consecutivo en el que haya aumentado la temperatura.

Estos cambios de temperatura vaginal, son debidos a que en la primera fase del ciclo circulan más estrógenos que en la segunda, en la que entra en juego la progesterona. Para controlar la temperatura, debes contar con la ayuda de un termómetro capaz de detectar pequeños cambios (medio grado).

Los inconvenientes de este método son:

1. Aparte de coartar nuestra libertad sexual, como apuntábamos anteriormente.
2. Una pequeña infección o un aumento de temperatura corporal, por diversas causas, podría conducirnos a errores, por lo que este método es menos fiable que el anterior.

Método Billings

También denominado método del moco cervical, pues consiste en determinar los días fértiles a partir de la observación de éste. Después de la menstruación, no existe, son los denominados días secos, luego empieza a aparecer una sensación de humedad y una mucosidad pegajosa, son los denominados días fértiles, hasta llegar al “día pico”, a partir del cual el moco se vuelve más opaco y pegajoso, son días en que la fecundidad aún es posible, aunque decreciente.

A partir del cuarto día después del día pico, comienza el período infértil, en el cual se pueden tener relaciones sexuales con total libertad, lo malo es que éstas quedan limitadas a unos pocos días.

vEste método no puede ser utilizado conjuntamente con preservativos, píldoras, DIU, diafragmas, etc., puesto que éstos producirían alteraciones en el moco cervical. Asímismo este método no debería utilizarse hasta que la mujer no sea capaz de reconocer el día pico, para lo cual puede acudir a un especialista o centro de planificación familiar, en donde le ayudaran a reconocer las variaciones del moco cervical y a familiarizarse con su cuerpo.

Nunca hay que hacer un examen interno para extraer una muestra de esta sustancia, sino que podemos recogerlo con un poco de papel higiénico o con los dedos, si así lo deseamos, justo en la entrada de la vagina antes de orinar. Se debe observar a diario tanto los cambios, como las sensaciones que éste te produce, además de no mantener ninguna relación sexual durante un ciclo menstrual completo, para así evitar confusiones con el líquido seminal.

En ocasiones el moco puede sufrir trastornos por diversas causas distintas a las naturales, como son el estrés, una infección o enfermedad, algunos medicamentos, después de un raspado, duchas vaginales, aerosoles.

Como vemos existen maneras a través de las cuales se puede determinar el tener relaciones sexuales o no con la pareja. Sin embargo hay que tener en cuenta que estos tipos de métodos anticonceptivos no son 100% seguros, como ningún otro, y que para que estos sean totalmente seguros debemos conocer completamente al organismo, cosa que es casi imposible de conseguir.

Es importante destacar que estos métodos al ser considerados naturales, no causas ningún tipo de efecto secundario en el cuerpo humano, y que se hablamos de algún tipo de seguridad, esta es de que no causara daños y trastornos en el cuerpo humano.

Por favor si quieres dejar un comentario hazlo aquí

Una respuesta a Anticonceptivos naturales

  1. anaroski dice:

    Hola:

    Me gustaría invitarte a que vieras la entrada de mi blog HAZ RUIDO, es importante queremos poner en marcha una campaña para luchar contra el aborto y alzar las voces de las familias, contamos contigo.

    ana.

A %d blogueros les gusta esto: