¿Por qué no antes del “Sí, acepto”?

septiembre 12, 2008

Siempre pensé que la virginidad era un tema que me enseñaron de niña, y que debía cumplirlo si o si, de seguro algunos deben pensar lo mismo, si es que son como dicen, chapados a la antigua. Resulta que el hecho de no tener relaciones sexuales con tu pareja antes del matrimonio tiene una serie de explicaciones psicológicas, sociales, morales, religiosas, entre otros, que explican el porque de el tan famoso NO.

Desde el punto de vista moral, se expresa que las relaciones sexuales son específicamente relaciones conyugales. Por tanto una pareja que no ha contraído matrimonio ante las leyes de los hombres y ante las de Dios, entiéndase como sociedad (ya sea celestial o terrenal), pues no realizan actividades conyugales, ya que no son reconocidos como esposo y esposa.

Para entender mejor lo que significa una relación conyugal, es necesario explicar que la conyugalidad se presenta solo en un matrimonio, es decir en una pareja que ha aceptado una serie de compromisos y ha puesto en manifiesto su amor en un acto de donación total hacia el otro ante la sociedad.

Desde el punto de vista psicológico, generalmente las parejas que tienen relaciones prematrimoniales están actuando a escondidas, sin que otras personas conozcan los hechos, produciendo cierto temor a ser descubiertos por las posibles reacciones que los demás puedan tener. Al tener este temor latente, las relaciones sexuales no llegan a su plenitud total. Entiéndase que las relaciones sexuales es la máxima expresión de amor y de donación hacia el otro. Por tanto al ser prematrimoniales, tanto el hombre como la mujer, están pendientes del “peligro” a ser descubiertos, convirtiendo la relación en un simple acto de placer superficial.

Las consecuencias que se pueden evidenciar de las relaciones prematrimoniales, generalmente en las mujeres, es que una vez contraído matrimonio, al momento de llegar a la intimidad, sienten que todavía tienen ese temor, impidiendo poder disfrutar la entrega a su esposo.

Desde el punto de vista religioso, una pareja puede llegar a consumar su amor luego de haber recibido la bendición de Dios, ya que siendo Dios testigo y demostrando ante las demás personas que lo que se desea lograr es un “juntos para siempre”, la pareja pierde este cierto temor a ser descubiertos y pueden disfrutar libremente de las relaciones conyugales.

Así pues vemos que el desacuerdo de las relaciones prematrimoniales no solo vienen del punto de vista de la religión, sino que involucran muchos factores relacionados al hombre como individuo y como un ser que posee mucho mas que carne y huesos, sino sentimientos, pensamientos entre otros, que explican la naturaleza del hombre.

Por favor si quieres dejar un comentario hazlo aquí

Anuncios