¿Es pecado el aborto?

¿El aborto es considerado como pecado ante los mandamientos de la ley católica? Esta es una de las interrogantes muy cuestionadas entre los católicos y los no católicos. Se puede decir que puede llegar a ser complicado establecer cuáles son las condiciones para que sea considerado como pecado o no.

Mientras me culturizaba un poco leyendo algo de noticias del mundo entero, me encontré con una página llamada Teólogo Responde, en la que cualquier persona que desee puede realizar diversas preguntas y un teólogo experto responderá en función a los parámetros de la iglesia católica. En esta página encontré que se establecen ciertos criterios para determinar si el aborto es pecado o no.

En principio se estable una diferencia entre dos tipos de abortos, el directo y el indirecto. Mientras trataba de entender el complicado texto pude comprender la diferencia entre ambos. Mientras que el aborto directo un acto provocado por la persona, de manera tal, que se consigue un fin, en la mayoría de los casos para deshacerse de las consecuencias de sus actos. El aborto indirecto se origina cuando existen diferentes problemas que involucran la salud de la mujer que se encuentre en estado de gestación.

Según esta página los casos en los que se aplique el aborto indirecto son los siguientes:

  • La “abruptio placentae”, o desprendimiento parcial o total de la placenta de la cavidad uterina.
  • La Polihidramnios, o exceso anormal (o malformación) del líquido amniótico.
  • El recurso a ciertos fármacos (como la ocitocina) para cohibir hemorragias eventuales.
  • Embarazos ectópicos: sobre el embarazo ectópico, o fuera de lugar, existen varias posibilidades: intentar trasladar el feto ectópico al sitio normal, o la expectación armada (para intervenir ni bien se produzca la rotura del saco fetal), o la laparotomía si el feto es ya viable (en este caso sería una simple aceleración del parto).

Ahora se entiende cual es la diferencia, una cosa es que una persona se quiera olvidar de que se descuidó, actuó mal y que como consecuencia un ser inocente pague con su vida su error, y otra muy diferente es que el aborto sea un acto involuntario en la que se produzca, en algunos casos, por ignorancia del embarazo, en la que por algún tratamiento para la salud de la madre se afecte la salud del feto, en otros, cuando a pesar de saber que una mujer esta embarazada, debe realizar algún tipo de tratamiento que inevitablemente produzca algún tipo de daño irreversible al feto, impidiendo que este pueda continuar viviendo y en el último de los casos cuando se produce la muerte del feto por algún tipo de enfermedad genética.

Así pues encontré que el aborto se puede clasificar en función a las causas diversas que lo ocasionen y que de acuerdo a estas causas es que en la religión católica determina en que casos es pecado y en que casos no es pecado. Como comente en un post anterior, el derecho a la vida es parte de la ley natural del hombre y la Iglesia se basa en esta ley natural para poder establecer algunas de sus posturas.

Por favor si quieres dejar un comentario hazlo aquí

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: